Ley autoriza a quienes no son profesores a hacer clases en enseñanza media hasta por cinco años.

El próximo 8 de enero se votará en general, en la comisión de Educación del Senado, el proyecto sobre carrera docente. Una de las disposiciones que considera la iniciativa en su primer artículo es que los profesionales o egresados de licenciaturas no docentes también puedan rendir el examen de evaluación para los nuevos profesores -que hoy es la prueba Inicia- y así acceder a mejores salarios.

Ello, explicaron desde el Ministerio de Educación, porque la normativa vigente autoriza a quienes cursen licenciaturas de al menos ocho semestres a hacer clases en colegios hasta por cinco años, solo por solicitud del director del establecimiento.

Después de ese plazo, deben tener un título en educación o acreditar competencias pedagógicas según un reglamento que aún no está listo.

Esta disposición corre solo en el caso de la enseñanza media, ya que en básica se requiere un título en educación para poder hacer clases.

Para el Colegio de Profesores esto es preocupante, ya que la norma establece que quienes tengan un buen resultado en la prueba pueden acceder a un bono de hasta $400 mil por cuatro años apenas ingresen al sistema escolar, lo que situaría su sueldo por sobre el resto de los docentes que llevan años en ejercicio.

Esta norma también corre para los egresados de Pedagogía con buenas notas en la universidad, saquen sobre 600 puntos en la PSU o tengan un desempeño destacado en la prueba Inicia.

Según el presidente del magisterio, Jaime Gajardo, esta situación puede generar tensión al interior de las escuelas, ya que cualquier persona, incluso sin tener título de profesor, puede comenzar su carrera profesional con mejores sueldos que quienes llevan años haciendo clases.

“La parte clave de este proyecto es vincular las remuneraciones a pruebas y test como Inicia, lo que va a permitir que se establezcan ranking de profesores, además de los que ya existen de colegios”, sostuvo Jaime Gajardo.

Este es el planteamiento central de los críticos del proyecto, entre los que se encuentran los consejos de Rectores y de decanos de Educación y diversos expertos en la materia, quienes estiman que podría haber menos colaboración entre los maestros.

Desde el Mineduc, en cambio, sostienen que los buenos docentes que ya están trabajando en las escuelas pueden acceder a un incremento de sus sueldos a través de la Asignación de Excelencia Pedagógica.

Este beneficio está destinado a quienes obtengan buenos resultados en una evaluación que consiste en la rendición de una prueba de conocimientos disciplinarios y pedagógicos y la elaboración de un portafolios con las evidencias de sus mejores prácticas pedagógicas. Un profesor que tenga un desempeño destacado en los dos instrumentos puede acceder a un bono de hasta $210 mil mensuales.

Tres votos a favor

La iniciativa debe ser votada en general en la comisión de Educación del Senado el miércoles 8 de enero y podría pasar de inmediato a la Sala dado que tiene suma urgencia.

Según Jaime Gajardo, estos plazos no permiten un debate efectivo del texto legal y destacó que “la Nueva Mayoría no puede avalar una ley de este tipo porque les va a afectar el próximo año”.

El presidente de la instancia parlamentaria, Jaime Quintana (PPD), sostuvo que tres de los cinco senadores que la integran -Ena von Baer (UDI), Carlos Cantero (Ind.) e Ignacio Walker (DC)- votarán en forma positiva la norma en general, pero advirtió que el despacho en particular es más incierto.

Según el legislador, el tema de los incentivos salariales vinculados a pruebas es el tema más complejo del proyecto, ya que los estudios muestran que los docentes que recién empiezan su vida laboral aprenden de sus pares, en sus tres primeros años, una cantidad similar de conocimientos que en los cinco años de universidad.

TRAMITACIÓN

La iniciativa sobre carrera docente ingresó al Congreso en febrero de 2012. Ahora el Poder Ejecutivo le asignó suma urgencia.

-Los preocupantes resultados que arrojó el último examen, con baja participación

Los resultados de la quinta versión de la Prueba Inicia, conocidos el 22 de agosto pasado, reflejaron que en cuanto a conocimientos disciplinarios, es decir, lo mínimo que los profesores deben saber para enseñar adecuadamente, en promedio el 73% de los egresados en Ciencias queda en nivel insuficiente, siendo los peores resultados los de Física y Química. Los titulados de Educación Básica y Parvularia muestran un bajo dominio de conocimientos pedagógicos, que miden, por ejemplo, cómo hacer una clase.

Solo un 14% de los 10 mil titulados rindió el examen, la menor participación en la historia de la prueba. “Los resultados son altamente preocupantes. Esto ratifica algo que vengo señalando hace tiempo. Hoy no estamos llegando con los mejores talentos a las salas de clases”, opinó la ministra Carolina Schmidt al conocer los resultados.

Fuente: El Mercurio 25 Diciembre 2013 Cuerpo C p. 5 Nacional

Autor: ALEJANDRA MUÑOZ C.