En la página web, los establecimientos deberán rendir en detalle el uso de la subvención del Estado, que en suma alcanza alrededor de US$ 6 mil millones.

SANTIAGO.- La Superintendencia de Educación abrirá este lunes un sitio de internet con el que busca mejorar la información hacia padres y apoderados acerca de los establecimientos educacionales del país.
Según publica este sábdo El Mercurio, se trata de una página en que los usuarios podrán revisar las fiscalizaciones a  más de 12 mil colegios de Chile.

Bastará escribir el nombre del establecimiento y seleccionar la región en la que funciona. Con dos pasos, se podrá acceder desde las sanciones y multas cometidas hasta en qué usan los recursos aquellos planteles municipales y subvencionados.

La medida, que entregará información sobre casi la totalidad de las escuelas del país, es la última del superintendente Manuel Casanueva, quien tras 19 meses de gestión deja su cargo. “Se está transparentando el sistema”, afirma y destaca que desde que comenzó a funcionar la institución fiscalizadora, el porcentaje de colegios amonestados por incumplimiento cayó de más de 50% a una tasa de 30%.

Desde mediados de 2012, la Superintendencia ha emitido más de 20 reglamentos, oficios y circulares que han buscado regular en detalle la normativa. Con esto se busca que tanto recintos públicos como privados adopten medidas preventivas en temas administrativos (como la contratación de personal) hasta políticas educativas (como prevención del maltrato).

El nuevo portal incluye además un sistema web de rendición de cuentas con el que desde mayo todos los colegios municipales y subvencionados deberán entregar por primera vez el detalle del uso de la subvención regular del Estado. El año pasado, esto se hizo solo de modo general; esta vez, quienes no presenten sus reportes arriesgan multas de hasta 1.000 UTM.

La entrega de subvenciones es el principal ítem del presupuesto del Ministerio de Educación, que el año pasado destinó cerca de US$ 6 mil millones para el financiamiento del 93% de los escolares de Chile. El 7% restante pertenece al sector privado, al cual la Superintendencia no puede solicitar informes financieros, pero sí fiscaliza en caso de una denuncia particular.

Fuente: emol