La matrícula en estos niveles aumentó en más 26 mil niños y niñas durante el año 2013.

Con esto, se cumplió la meta que se propuso el Ministerio de Educación de que 25 mil niños se incorporaran a estos niveles el año pasado. 

Para el año 2013, el Gobierno se propuso la meta de aumentar en 25 mil los niños matriculados en prekínder y kínder. Para ello se llevaron a cabo diversas iniciativas en todo Chile: se creó un nuevo fondo de infraestructura para que los establecimientos municipales pudieran aumentar los cupos en estos niveles; se llevó a cabo una campaña comunicacional, encabezada por la ministra, para que los padres y madres tomaran conciencia de la importancia de la educación inicial y una “salita móvil” itineró por todo el país mostrando qué pueden aprender los niños en la educación parvularia.
De acuerdo a las cifras de cierre, la meta fue superada: en 2013 la matrícula en prekínder y kínder creció en 26 mil 504; cerrando con casi 458 mil niños matriculados en estos niveles, lo que representa un incremento de más de 6% respecto al cierre del año 2012.

“Hoy podemos decir con satisfacción ‘meta cumplida’: hemos incrementado en 26.500 niños los que asistieron a estos niveles educativos durante el año 2013, lo cual sin duda es una buena noticia. Pero la mejor noticia de todas es que -en total- hoy tenemos casi medio millón de niños asistiendo a prekínder y a kínder en nuestro país. La gran mayoría de ellos, el 74%, provienen de los sectores más vulnerables de nuestro país, lo cual constituye una gran herramienta para igualar las oportunidades en términos de educación en nuestro país”, manifestó la ministra de Educación, Carolina Schmidt.

En la oportunidad la ministra hizo un nuevo llamado a los padres y madres a enviar a sus hijos a estos niveles educativos, relevando la importancia de la educación parvularia. Se enfatizó que no asistir a prekínder y kínder genera enormes carencias que después es muy difícil corregir en los niveles superiores.
“El 87% de los padres que no envía a sus niños a prekínder o a kínder, señalan que no lo hacen porque no es necesario, porque están bien cuidados en su casa. La educación parvularia no es una guardería infantil; es un lugar donde nuestros niños aprenden elementos fundamentales para su desarrollo futuro”, explicó la titular de la cartera de Educación.
En esta línea, la autoridad manifestó que desde Arica a Punta Arenas existen cerca de 60 mil cupos disponibles en establecimientos municipales y subvencionados para recibir a niños en estos niveles. Los padres pueden acercarse a las Secretarías Regionales Ministeriales de Educación para consultar los cupos disponibles ya que muchos establecimientos mantienen sus matrículas abiertas durante todo el año.
Uno de los focos principales del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha sido la educación parvularia. Es así que para el año 2014 el presupuesto para este nivel educativo aumentó en 92% respecto al año 2009 alcanzando los $885 mil millones; se aumentó la subvención regular y preferencial para los niños que asisten a prekínder y kínder llegando a cerca de $90 mil mensual en el caso de niños más vulnerables; se promulgó una reforma constitucional que establece el kínder obligatorio; se estableció en la Constitución el acceso universal a la educación parvularia para todos los niños desde los dos años; se implementó un programa de fomento de la lectura desde la temprana infancia y se ha impulsado un proyecto de ley para mejorar el marco regulatorio y fiscalizar a todos los jardines infantiles y salas cuna del país.

Fuente: MINEDUC