Un libro reúne su historia y desafíos, junto a ilustraciones de los niños que las visitan.  

Aunque antes de 1994 ya existían distintas bibliotecas escolares en el país, no fue hasta ese año que el Estado creó un programa para regular y masificar su implementación en establecimientos municipales y particulares con subvención. El objetivo fue fomentar el informarse y aprender de forma autónoma.

Las bibliotecas escolares como Centros de Recursos para el Aprendizaje (CRA) hoy suman 10.700 y en los años que vienen se espera seguir creciendo y mejorándolas, indica el libro “20 años de Bibliotecas Escolares CRA”, que se lanzó para conmemorar este aniversario. Allí también se recopilan dibujos que dan cuenta de la visión que los escolares tienen de este espacio.

 Fuente: El mercurio