Trabajar con la radio es un interesante recurso para dejar atrás las clases tradicionales y que el verdadero protagonista del proceso de enseñanza-aprendizaje sea el alumnado. Ese es el planteamiento que transmite Esteban Gabriel Santana Cabrera, asesor del CEP de Telde en Gran Canaria, donde comparte su experiencia con otros docentes.

La radio puede utilizarse en la escuela para hacer trabajos por proyectos en grupos de trabajo, de manera cooperativa, con roles definidos, investigando, fomentando el pensamiento, buscando información, seleccionándola y teniendo claro qué es lo que se quiere hacer, para luego comunicarlo.

¿Cómo aplicar la radio en clase? Para conseguir que la actividad sea exitosa, recomendamos partir del currículo, de los criterios de evaluación y de la realidad del alumnado. Para ello, es necesario seleccionar un tema y plantear al alumnado una pregunta guía abierta que ayude a detectar sus conocimientos previos sobre el tema y les invite a pensar qué deben investigar o que estrategias deben poner en marcha para resolver la cuestión. Por ejemplo: ¿Por qué los jóvenes leen tan poco? ¿Qué campaña realizarías para dar a conocer la importancia de la lectura? ¿Es posible vivir sin libros?

A partir de ahí, es necesario organizar grupos de trabajo (recomendamos tres o cuatro alumnos en cada uno de ellos) a los que llamamos redacciones, y se les asignan distintas temáticas, para que haya diversidad de perfiles y cada uno desempeñe un rol. Propongo que se elija un portavoz del equipo, un secretario que anote los acuerdos, un encargado de material, etcétera… Ya dentro del grupo, deben hacer un plan de trabajo donde especifiquen las tareas previstas, los encargados de cada una y el calendario para realizarlas.

 

Fuente: http://www.educaciontrespuntocero.com/experiencias/la-radio-como-herramienta-para-el-aprendizaje-colaborativo/28162.html