Como se aprecia en el gráfico, The Economist saca a la pizarra a los países que mayor porcentaje de su PIB gastan en educación, tanto de manera pública como por parte de los padres, y Chile aparece encabezando el grupo que muestra que gastar más no significa gastar mejor, apuntando a su sistema de vouchers. Finlandia, uno de los sistemas escolares más reconocidos a nivel mundial, muestra además el mínimo aporte privado sobre la educación.

Fuente: The Economist

educacion_816x544