Consiste en entregar al establecimiento un apoyo concreto en parte del proceso evaluativo de los aprendizajes del inglés, proveyendo los insumos necesarios para que los educadores realicen el diagnóstico de estudiante y su correspondiente monitoreo en las fases intermedia y final del año escolar, contemplando para ello:

 instrumentos que permiten evaluar adecuadamente los aprendizajes de inglés descritos en el currículo nacional a través de los Objetivos de Aprendizaje de las Bases Curriculares de 5° a 8° básico.
 informes de resultados de estas evaluaciones.
 análisis cuantitativos por curso y estudiante en los diferentes ejes y habilidades evaluadas.