Chao seno, coseno y tangente. No más. Y si lo tuyo es saber todo sobre Pericles, Julio César, Leonardo da Vinci o Cristóbal Colón, puedes guardarte la habilidad para sacarle brillo en los carretes de amigos trasnochados. Porque para la PSU ya no sirve.

Eso, luego que el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) diera a conocer el temario para la prueba de admisión universitaria 2015, que se rinde en diciembre próximo. El examen trae algunos cambios debido a que –como se explica en el propio documento- tiene que acomodarse a las modificaciones curriculares aprobadas para la Educación Media en el decreto 254, de 2009, cuyas primeras generaciones están egresando.

Por ejemplo, hay algunos contenidos que ya no se tratan en el colegio, o se modificó el enfoque para enseñarlos. Esas variaciones influyen en el test, sacando de raíz algunas preguntas y profundizando en otros conocimientos.

l PSU Matemática: se elimina Trigonometría, el estudio de la relación entre los lados y ángulos de un triángulo rectángulo –los famosos seno, coseno y tangente- que se usa para realizar mediciones.

El cambio no le parece bien a Mauro Quintana, coaching de Matemática y uno de los top entrenando puntajes nacionales. “Los cabros creen que los beneficia estudiar un tema menos, pero al no manejar Trigonometría les va a costar más Geometría Plana, porque les están quitando una base para trabajar más rápido”, dice.

Agrega que el tiempo es un factor importante en una prueba que consta de 80 preguntas y se rinde en 2 horas 40 minutos. Además, Geometría es el punto fuerte, ocupando cerca del 30% del examen (unas 24 preguntas).

Otra materia que adquiere preponderancia es Datos y Azar, que ahora ocupará el 22% del examen. Así que habrá que estudiar conceptos como medidas de tendencia, percentiles, cuarteles y desviación estándar, todos remarcados en el temario.

l PSU Historia y Ciencias Sociales: el énfasis está puesto en Historia de Chile y América, con temarios desde los pueblos precolombinos hasta 1990. En cambio, no entra nada de Grecia o Roma y ni pensar en estudiar el Renacimiento. Había 15 preguntas con estas materias. Todo eso voló.

“La incidencia de la historia universal en la PSU disminuye dramáticamente y se focaliza casi exclusivamente en la época contemporánea, desde la Primera Guerra Mundial y el siglo XX”, aclara Josefina Guerra, directora del Preuniversitario Andrés Bello (Preunab), que el 31 de mayo realizará un ensayo masivo de la PSU.

Los ejes temáticos son Chile y América (entre 40 a 50% de la prueba), espacio geográfico y el mundo en perspectiva histórica (ambos ítem con apenas 10 a 20% de la prueba) y el nuevo tema de democracia y desarrollo, que valdrá entre 5 a 15% del test. Incluye temas como el rol de los partidos políticos y participación ciudadana.

l PSU Lenguaje: se elimina la primera sección del examen, que incluía 15 preguntas de alternativas sobre conceptos básicos y habilidades generales, como recursos narrativos, géneros y figuras literarias, donde estaba la vieja y querida metáfora.

Los contenidos que eran evaluados en esa parte se sumarán a Comprensión de Lectura, la nueva estrella de Lenguaje, que tendrá 5 preguntas más, llegando a 40, la mitad del test.

“El item de lectura es, era y será importante, ya que resume todas las competencias lingüísticas y mide una habilidad necesaria para aprobar en la educación superior. El mejor consejo que se puede dar es leer más textos de buena calidad, de distintas tipologías textuales – textos literarios, no literarios, periodísticos – tratando de comprender”, plantea Alonso Morgado, director general del Preuniversitario Pedro de Valdivia.

La PSU de Ciencias Sociales ve desaparecer grandes temas como la Grecia y Roma clásicas, la Edad Media y la Edad Moderna

Alonso Morgado,director del Preuniversitario Pedro de Valdivia

fuente: lun.cl