La nueva educación debe reconocer la historia y cultura de cada país; la personalidad de sus ciudadanos, sus costumbres y tradiciones familiares. Y lo que significa ser feliz. En esto, Chile y Finlandia son muy diferentes.

Lamentablemente, hoy nuestras autoridades están hipnotizadas por el modelo finlandés, olvidando que la educación es contextual. Lo que sirve en un país frío y nórdico, con una ética de trabajo protestante, familias que se desprenden de sus hijos adolescentes y población tremendamente homogénea, no es apropiado para el chileno. Pocos latinos serían felices viviendo en Helsinki. Somos muy distintos. La educación de calidad en Chile debe reconocer el carácter y la historia de nuestro pueblo y el tipo de relación familiar, social y afectiva que nos caracteriza. Porque somos chilenos y estamos orgullosos de serlo. A esas autoridades quiero decirles: “En educación, el Copy-Paste no sirve”.

Fuente: BioBioChile http://www.biobiochile.cl/2014/nov/11/autoridades-estan-hipnotizadas-por-el-modelo-finlandes-olvidando-que-la-educacion-es-contextual.shtml