La SEP tiene por objetivo desarrollar los planes de mejoramiento educativo, los cuales son elaborados por las unidades educacionales de acuerdo a sus propias necesidades.

La profesora Yuri Muñoz viaja desde Chillán cada semana en moto, en un sacrificado viaje por difíciles rutas, hasta la alejada escuelita particular subvencionada Las Islas, de Coihueco. Es la única profesora desde hace 6 años.

El año pasado tenía cinco alumnos. Pero, este año la matrícula subió a 15 niños, distribuidos desde primero a sexto básico. En el último curso hay 5 niños, que pasarán a séptimo. La novedad 2014 será la ampliación a 7° y 8° y la contratación de otra docente, ya seleccionada por sus conocimientos y espíritu de sacrificio.

 

Yuri llegó ayer junto al sostenedor, Marcelo Rodríguez Freire, hasta la Secretaría Regional Ministerial de Educación para representar a una de las 17 unidades educacionales de la Región que firmaron el compromiso de buen uso de los recursos para sumarse a los establecimientos que reciben fondos de la Ley SEP, de Subvención Escolar Preferencial. Fueron felicitados por el seremi Mario Delannays, que destacó el positivo impacto que ha tenido.

La SEP tiene por objetivo desarrollar los planes de mejoramiento educativo, los cuales son elaborados por las unidades educacionales de acuerdo a sus propias necesidades. Se entregan por alumnos en condiciones de vulnerabilidad social, explicó Delannays.

Yuri y Marcelo tienen programado desarrollar un proyecto de granja ecológica. Los alumnos son en su mayoría hijos de obreros forestales.

Marcelo Rodríguez reconoce que mantener la escuela y sus gastos es una obra familiar en homenaje a su madre, recientemente fallecida, Mercedes Freire Fuentes, una maestra que inició la educación a los campesinos y a sus hijos, hace 60 años.

La escuela está inserta en el predio familiar, donde se vive de la agricultura. Marcelo recuerda que su madre iba hasta allí a caballo. Ahora él pasa a buscar a los niños en un furgón, hasta un lugar donde se cambian a una camioneta capaz de transitar por las huellas cordilleranas.

La subvención, que tiene carácter de voluntaria, considera a los alumnos prioritarios que estén cursando primer o segundo nivel de transición parvularia, educación general básica, y 1° y 2° de educación media, mediante un Plan de Mejoramiento Educativo.

Se pagará por alumnos prioritario de prekínder a 6° básico $35.673 Y desde 7° hasta 4° medio $23.775 a partir de 2014.

Fuente: El Sur de Concepción 12 Diciembre 2013 p. 5 Crónica